El herpes

Existen dos tipos de virus del herpes simple. El tipo 1 (HSV-1) y el tipo 2 (HSV-2). Estos virus son muy semejantes y cualquiera de los dos puede infectar la boca o la región genital, sin embargo el tipo 1 se suele localizar por encima de la cintura y el tipo 2 por debajo.

 Herpes Oral (HSV-1)  es la causa de las úlceras (herpes oral) que aparecen alrededor de la boca. El VHS2 normalmente causa herpes genital. Sin embargo, a través de las relaciones sexuales, el VHS1 puede causar infecciones en el área genital y el VHS2 puede infectar el área de la boca.

El herpes oral es una infección de los labios, la boca o las encías debido al virus del herpes simple. Esta infección provoca  ampollas pequeñas y dolorosas comúnmente llamadas calenturas (aftas, boqueras o fuegos) o herpes febril. El herpes oral también se conoce como herpes labial.

se transmite principalmente a través del contacto de boca a boca. La transmisión del virus también puede ocurrir a través del contacto directo con las llagas o las secreciones y por compartir utensilios o productos para los labios.

Una vez infectado con herpes oral, se logra adquirir cierta inmunidad contra el herpes genital, sin embargo los diferentes tipos de virus impiden tener una inmunidad completa contra el otro.

En comparación con las personas que padecen el virus HSV-2, las que padecen el virus HSV-1 experimentan menos brotes, ya que los estudios han demostrado que solo se registra una recurrencia por año. Si un paciente con herpes oral experimenta un nuevo brote, el dolor es menos grave y una menor incidencia de estos brotes.

herpes oral

Herpes genital (VHS2) El herpes se contagia por contacto directo de la piel. Es decir desde la zona de infección a la zona de contacto. Es decir si una persona tiene herpes labial y besa a otra persona puede contagiar el virus a la persona. De la misma manera si una persona tiene un herpes genital con lesiones activas y tiene relaciones con otra persona puede contagiar a esta otra persona.

 

Síntomas

Los síntomas del herpes en general se desarrollan entre 2 y 20 días tras el contacto con el virus. En algunas personas, la primera infección herpética es tan suave que pasa desapercibida. En otras el primer brote del virus causa lesiones ampollosas evidentes. Pero en ambos casos las lesiones se curan y el virus se almacena en el sistema nervioso.

los síntomas se los llaman comúnmente brotes. Las llagas aparecen usualmente cerca del área donde el virus ingresó al cuerpo. Las llagas son ampollas que se rompen y se vuelven dolorosas, para luego sanar. A veces, las personas no saben que tienen herpes porque no presentan síntomas o éstos son muy leves. El virus puede ser más grave en recién nacidos o en personas con un sistema inmunitario debilitado.

La repetición de los brotes es común, en especial durante el primer año. Con el tiempo los síntomas aparecen con menor frecuencia y son más leves. El virus permanece en su cuerpo para siempre.

Tanto el herpes genital como el oral pueden recurrir. Algunas personas tienen brotes repetidos, mientas que otras los tienen muy raramente. La mayor parte de pacientes con herpes genital tiene brotes repetidos, con una media de 4 brotes al año, y en la mayor parte de personas esta incidencia disminuye a medida que pasa el tiempo.

Los virus del herpes se propagan fácilmente de las personas que tienen un brote activo o una lesión de herpes. Usted puede contraerlos si:

  • Tiene contacto íntimo o personal cercano con una persona infectada.
  • Toca una lesión de herpes abierta o algo que haya estado en contacto con el virus del herpes, tales como máquinas de afeitar, toallas, platos y otros artículos que se comparten.

Prevención del virus 

El uso de condones de látex o barreras de látex bucal puede ayudarle a reducir el riesgo de contraer o transmitir la infección. Pero debido a que el herpes se propaga por medio del contacto piel con piel, los condones no protegen completamente la propagación del virus.

 Tratamiento

Existe un medicamento muy eficaz para el tratamiento de la infección causada por el herpes, que es el aciclovir. Todas las formas clínicas se tratan igual, lo único que cambia es la forma de administración del medicamento y la duración del tratamiento. Los fármacos de segunda elección, en caso de no poder administrarse el aciclovir, son famciclovir o ganciclovir, que pertenecen al mismo grupo de fármacos.

En la infección genital por herpes, las pomadas con aciclovir durante 5-7 días son muy beneficiosas en la infección primaria. En las formas más graves, el tratamiento debe ser oral durante 10 días. Además las relaciones sexuales están desaconsejadas mientras la infección siga siendo sintomática.

 

 

 

Autor: ets2000

vivir con responsabilidad !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s